Los desodorantes son uno de nuestros productos estrella en lo últimos tiempos, por los que más consultas se han generado últimamente y que además más incremento han sufrido debido a los estudios científicos que afirman los perjuicios acerca de los desodorantes comerciales o tradicionales, de origen no natural.

¡Luego lo trataremos pero de momento queremos explicarte la efectividad de los desodorantes naturales, cómo elegirlo y alguna información necesaria para tomar la mejor decisión de compra!  

Lo primero que tienes que saber es que la piel de la axila es particular porque es la parte del cuerpo que tiene mayor cantidad de glándulas sudoríparas y tiene glándulas apocrinas (tan desconocidas como importantes).

Las primeras, las glándulas sudoríparas, son las que todo el mundo conoce y a las que achacan los olores desagradables. ¡Pues estabas muy equivocado pobre incauto! Las glándulas sudoríparas son las encargadas de emitir la sudoración con el fin de refrigerar nuestro cuerpo mediante la refrigeración así como eliminar toxinas. No olvidemos que dichas glándulas son parte del aparato excretor del cuerpo. Así el sudor está compuesto por agua estéril, sales minerales y también toxinas. La proporción de toxinas presentes es bastante pequeña.

Las segundas de ellas, las glándulas apocrinas, son similares son las causantes precisamente de todos los perjuicios que siempre achacamos al sudor. Son unas glándulas que despiertan en la adolescencia, razón por la que el sudor de los niños no huele mal y tienen ese olor tan fresco. Despierta en la pubertad por la acción de las hormonas sexuales, que aparecen en dichos años. ¡Quédate con ese dato porque será de utilidad!

 Las glándulas apocrinas se encuentran tan sólo en unos pocos sitios de nuestro cuerpo. En las axilas, las mamas y el perineo, entre otras. ¡Casualmente las zonas que más problemas de olor tienen! Las mismas emiten una emulsión grasa, hormonas sexuales (feromonas principalmente), toxinas y algunas sustancias que principalmente emiten olor. Eran usadas por nuestros antepasados evolutivos para marcar el territorio. 

Como ya sabes el sudor no huele en si. Es agua con sales. En cambio lo que hace que huela son las bacterias que viven en nuestra piel y que comienzan a generar la descomposición del sudor en otras sustancias. El proceso, con la presencia de agua y esas bacterias, tardaría muchísimo en generar olor y en completarse. Sin embargo, se ve acelerado por las secreciones de las glándulas apocrinas. Al estar presente las secreciones de las glándulas apocrinas se genera olor de una forma más rápida, al fomentar la presencia de mayor número de bacterias y que la actividad que desarrollan a la vez se genere mucho más rápido.

¡Ahora que ya sabes de dónde viene el sudor y algunas consideraciones básicas vas a entender a la perfección que sudor es mejor para ti y por qué deberías estar usando ya mismo un desodorante natural! ¿Aún no lo hace

 

Razones para usar un desodorante natural

 

 

Los desodorantes que no son naturales y también algunos de los comerciales, actúan de en los siguientes mecanismos:

 

  • Desodorante: ya que contienen en si algunos perfumes que hacen que se enmascaren los olores o que se emitan olores agradables.

 

  • Antitranspirantes: bloquean los conductos que segregan el sudor. Lo hacen evidentemente a corto plazo, unas pocas horas ya que esas sustancias deben salir posteriormente “de golpe”. De ese modo al bloquear los poros o conductos por los que salen dichas sustancias no operan en el mecanismo que hemos explicado. Pero se quedan dentro.

 

  • Antisépticas: ejercen con algunos componentes una acción “bactericida”, es decir que impiden que existan algunas de esas bacterias que son las causantes en si del olor desagradable o de los perjuicios negativos para nuestra piel. 

 

El problema, por el que los llamados desodorantes tradicionales no son una opción recomendable para tu salud son algunos de los compuestos, que son más baratos que los que proceden de las plantas, y en ocasiones quizás las efectivos a priori. Si bien eligiendo una cosmética natural de calidad vamos a tener la misma efectividad y además un productos que es respetuoso con nuestra salud. ¡Y de paso con el medio ambiente si es un producto ecológico!

 

Algunos de los componente que contienen los desodorantes comerciales (no naturales) y que no son saludables para ti son los siguientes:

 

 

 

Aluminio en Desodorantes no Naturales

 

  

 

Es el componente estrella de los desodorantes que comerciales (no naturales) ya que es un compuesto bastante barato y que tiene un efecto astrigente. ¿Qué es esto? Que tiene la capacidad de inflamar los poros ya que penetra en ellos y causa esa pequeña inflamación. El efecto negativo de ello es que se bloquea con ello la eliminación de toxinas, que es una función bastante importante del sudor, y a la vez también se acaba absorbiendo el aluminio que pasa a la sangre.

 

La piel de la axila tiene una especial capacidad para absorber los compuestos químicos a la que se le expone ya que es una zona en continua fricción y que en las personas que se depilan sufre esa sensibilización adicional.

 

¿Qué efectos tiene el aluminio sobre la salud?

 

No se han realizado estudios sobre el efecto de la salud general, del organismo por la absorción del aluminio, pero se le presupone gracias a los estudios de laboratorio, que puede tener un efecto disruptor del sistema endocrino. Sin embargo, sobre lo que si que hay bastantes estudios científicos que demuestran correlación entre el cáncer de mama y el uso de desodorantes.

 

De hecho dichos datos se ven favorecidos por las estadísticas sobre el cáncer de mama, que demuestra que la mayor parte de los mismos comienzan en la mama izquierda. Lo cual coincide con que sea la axila que recibe mayor producto porque la mayor parte de la población es diestra.

 

 

 

Todos nuestros desodorantes son libres de aluminio. Pero cuanto te encuentres un desodorante puedes identificarlo fácilmente si tiene aluminio, buscando el ingrediente: Aluminium. Normalmente va a venir Aluminium chlorhydrate o Aluminium zirconium.

 

 

Triclosán en Desodorantes no Naturales

 

 

Es el otro de los grandes ingredientes de los desodorantes no naturales, que podemos encontrar en el supermercado. Está desaconsejado su uso debido a que tiene unos importantes efectos sobre nuestros sistema hormonal. Es lo que se conoce como disruptor hormonal, por impide que nuestro cuerpo funcione con normalidad mediante el mecanismo de “comunicación” que son las hormonas.

 

Además también se está investigando el efecto del triclosán sobre la resistencia a las bacterias. Se incluye en los desodorantes por su función bactericida, por su efectividad para eliminar las bacterias. El problema surge de que elimina bacterias que son positivas para la piel y que su absorción por parte del organismo es muy alta, hasta el punto de encontrarse presente en la orina de las personas que han participado en los estudios descritos.

 

 

Gases de los Aerosoles en Desodorantes no Naturales

 

 

Otro de los inconvenientes de mucha gente es que busca desodorantes que sean en el formato de aerosol, los cuales además de también tener un efecto sobre el sistema endocrino por su efecto de disruptor hormonal si se fijan en nuestra piel, son desaconsejados por responsabilidad con el medio ambiente.

 

 

Los gases que contienen los desodorantes en formato aerosol son muy contaminantes y nocivos para el efecto invernadero que sufre nuestro planeta. Anteriormente de hecho, los compuestos que llevaban fueron prohibidos por la comunidad internacional, ya que eran uno de los causantes del daño a la capa de ozono. (No sólo se usaban para los desodorantes sino que se usaban en otros muchos productos y aplicaciones industriales y la liberación de dichos gases a la atmósfera estaba dañando la capa de ozono).  

 

La alternativa es muy fácil ya que podemos usar desodorantes de de spray, los cuales son muy cómodos y no llevan ningún gas propelente, o bien los desodorantes de roll-on.

 

 

Parabenos en Desodorantes no Naturales

 

 

¡De nuevo con los parabenos a cuentas! Sí, es una lucha continua contra ellos. ¿Diréis… si estamos todo el día con los parabenos a vueltas por qué los cosméticos los siguen llevando? Pues porque son baratos y son unos conservantes antimicrobianos muy baratos. Los echan en los cosméticos no naturales porque es barato y porque son efectivos.

 

Sin embargo, existen alternativas naturales, que quizás puedan ser algo más caras pero que tienen un mejor desempeño y que lo mejor de todo son respetuosos con nuestra piel, y nuestro organismo.

 

¿Por qué los parabenos son perjudiciales para la salud?

 

 

Son unas sustancias peligrosas con el equilibro hormonal del organismo, pero a pesar de ello la ley actualmente es muy laxa. El Centro de Salud Infantil y Medio Ambiente de la Facultad de Medicina de Mount Sinai (New York), uno de los centros hospitalarios más prestigiosos del mundo, ha emitidos sendos informes en los que verifica que los parabenos provocan enfermedades reproductivos grandes, problemas del aprendizaje (como TDAH), inmunodepresión y problemas del desarrollo

 

Están prohibidos pero se permiten unas cantidades en los cosméticos debido a que la presencia es muy fuerte.

 

La Unión Europea es precisamente es quien ha hecho avanzar la regulación, prohibiendo algunos de los parabenos, aunque no todos.